follow me on Twitter

follow me on Facebook

Contacto

sobre mí

Sígame en Facebook  Sígame en Twitter  Sígame en Instagram

La técnica del shibori se aplica principalmente a prendas y cortes de tela. El término shibori es de origen japonés y significa teñido con bloqueo. Consiste en "bloquear" o enmascarar algunas áreas del material para evitar que sea teñido.

La máscara se puede realizar con un amarre, con una pasta de almidón, con un mecanismo de presión, con una costura, parche o bordado ad-hoc.

El enmascaramiento del material puede ser en secuencia para lograr un efecto multicolor. En este caso se protege un área para aplicar el color en la que queda expuesta para después actuar a la inversa.

Utilizo diferentes técnicas para pintar la seda pero todo empieza con el diseño en papel. Hay técnicas rápidas y con efectos muy llamativos como el uso de sal. Estos efectos son bonitos para fondos de fulares o blusas, pero el dibujo en sí es lo importante en mis trabajos.

La pintura fluye sobre la seda, sin que haya un control absoluto en la pintura libre, por lo que cada pieza es única. Aunque uso mis trabajos para prendas de ropa, más se parecen a cuadros, únicos e irrepetibles.

La pintura siempre ha hecho que me sienta a gusto en cualquier parte del Mundo, aunque no todas las técnicas de pintura son igual de transportables: llevar de viaje la caja de óleos resulta un tanto incómodo, sin embargo, el estuche de acuarela y un cuaderno de papel del tamaño de una tarjeta postal caben en cualquier bolso. Incluso cuando voy a ver a mi familia, la pintura no puede faltar; a mi ahijado le encantan los mercados medievales con sus caballeros de brillante armadura. Cuando estuvo por primera vez en el mercado medieval de Telgte, en Alemania, se quedó asombrado con el campamento de los caballeros que vivían como en la Edad Media, en tiendas alrededor de grandes fuegos y con montones de cosas interesantes por todas partes. Poder probarse un auténtico yelmo de caballero era lo mejor de todo, a pesar del peso y del tamaño. Y luego un combate a caballo, ¡Qué puede ser más emocionante para un niño de 6 años!.

No podía faltar un recuerdo de este día, hicimos montones de fotos que atesora en un CD, le hice una portada con un caballero con su casco y plumas pintado en acuarela: lo más bonito para mi fue que a mi ahijado le gustó tanto este detalle, que me pidió acompañarme a pintar y pasamos varias tardes sentados tranquilamente imaginando cosas de la Edad Media.

La acuarela es un medio ligero y relativamente rápido de pintar, no requiere de demasiados aditamentos y se puede practicar casi en cualquier parte. Mi trabajo me ha llevado a viajar y la acuarela ha sido la manera de seguir pintando cuando tengo un momento libre sin llevar demasiadas cosas. Me gustan especialmente las ilustraciones de animales de la forma más realista posible.

Todos hemos dibujado en el colegio: al principio dibujamos para divertirnos, para contar cosas, después dibujamos en la escuela aprendiendo perspectiva, dibujo técnico, caligrafía, ... y casi todos lo dejamos a la vez que el colegio,
yo no soy una excepción.

Habría abandonado por completo el dibujo y quizás también la pintura, pero en la asociación artística de mi pueblo anunciaron un fin de semana de “dibujo de desnudos con modelo”. Me interesó el tema y tampoco tenía otros planes, de manera que me apunté y me di cuenta de cuánto me gusta dibujar.

Todo lo que hago se basa en el dibujo, pero son los niños los que me hacen dibujar durante horas y guardo con mucho cariño los dibujos que me han regalado mis sobrinos y las hijas de una amiga. Por cierto, una de ellas me ha entregado un dibujo que ha hecho especialmente con la petición de realizarlo como fular en seda.

El dibujo a lápiz es la base de todo lo que hago y es necesario entrenar contínuamente para perfeccionar la técnica.

Habitualmente pinto en el aula de la casa de cultura de mi pueblo junto a un montón de amigos y amigas tan deseosos como yo por disponer de un rato para pintar y, por supuesto, charlar.

Durante el tiempo que tardé en pintar la serie de dos cuadros de la catedral y la cripta (a la izquierda y a la derecha respectivamente), me divertía mucho entrar en el aula de pintura y encontrarme a unos niños delante de mis cuadros mirando y discutiendo qué es lo que había cambiado desde la última vez que los habían contemplado. Como me gusta mimar los detalles y pintar elementos del tamaño de una gota, les costaba encontrar los cambios, y cuando les enseñaba, por ejemplo, una gárgola que había añadido, o un fauno, se quedaban boquiabiertas escuchando la explicación e incluso sugiriéndome añadir otros seres tales como el perro de tres cabezas de la película de Harry Potter que acababan de ver.

Igual que a ellos, me gustan los cuadros en los que hay que buscar detalles, quizá por eso, los pintores que más me han inspirado son Salvador Dalí, René Magritte, El Bosco y Pieter Brueghel el Viejo.

Aprovecho este huequecito para agradecer a todos los compañeros del grupo de pintura y, especialmente, a  Juan Berrospe, nuestro guía y profesor, los buenos ratos que pasamos en compañía de la Pintura.

ejemplos de seda teñida o shibori

ejemplos de seda pintada a mano

Volver arriba