follow me on Twitter

follow me on Facebook

Contacto

sobre mí

Sígame en Facebook  Sígame en Twitter  Sígame en Instagram

El proceso de producción de la seda se inicia cuando la mariposa pone de 300 a 600 huevos en el curso de siete días. Los gusanos que nacen han de comer grandes cantidades de morera para convertirse en adultos en unos 32 días.

La hilatura de seda consiste en devanar el hilo del capullo de una manera parecida a como se haría con una madeja. Se sumergen los capullos en agua a 90º, después se cepilla para poder encontrar el cabo exterior del hilo y en un recipiente con agua a unos 40/50º se juntan los cabos de ocho capullos.

La longitud normal de un hilo es de 600 a 1.200 metros, aunque en algunos casos puede alcanzar los 4.000 metros.

La seda es un filamento continuo natural (la única fibra que la Naturaleza proporciona ya hilada), es una fibra sólida y de diámetro regular.

Por ser una fibra tan cara, se aprovecha al máximo; para ello, una vez hilado el filamento, los desperdicios (capullos en los que el gusano ya ha salido, restos de filamento del devanado, ...) se tratan para volver a hilarlos y los últimos restos no aprovechables para el hilado se emplean para la confección de guatas y otros rellenos.

Volver arriba